Click to listen highlighted text!

Personería Santiago de Cali

Unas 500 familias abandonaron sus viviendas en Buenaventura por la presencia de grupos armados

Se trata de aproximadamente un 90% de los habitantes del Bajo Calima que se desplazaron a Cali, tras llegada del Clan del Golfo.

Una situación sumamente preocupante se está viviendo en materia de orden público en Buenaventura, Valle del Cauca.

Unas 500 familias del Bajo Calima, es decir, aproximadamente 2.000 personas entre ellas niños, adultos mayores y mujeres embarazadas, se han desplazado hacia Cali por cuenta del conflicto y la presencia de grupos armados en el territorio como el Clan del Golfo, situación que se había advertido por las autoridades días atrás.

“De hecho la comunidad que pudo salir fue porque entró el Ejército, porque a la comunidad la tenían confinada, o sea, no se mueven de aquí. Debió haber algún movimiento de tropa y en ese momento aprovechó la comunidad para arrancar del lugar. Ninguna entidad del Estado, Personería, Defensoría puede entrar a la zona, porque la orden es asesinar a defensores de derechos humanos, no se puede entrar al territorio”, dijo José Luis Rojas, consejero departamental de paz.

En la capital del Valle han recibido atención, alimentación y servicios de salud por parte de las autoridades, que dan cuenta de la llegada de familias desde el pasado jueves.

“Hicimos la atención humanitaria inmediata donde se les dio kit de aseo, de alimentación, albergue temporal y la Personería les tiene que tomar la declaración y allí ya tendremos un censo específico de las personas que estamos recibiendo para que, en el transcurso de los 90 días siguientes, la Unidad de Víctimas defina si son personas consideradas o no desplazadas del conflicto armado en Colombia”, agregó María Fernanda Penilla, secretaria de bienestar social.

Durante este martes, la Personería de Cali adelantará el proceso de orientación y recepción de declaraciones de las víctimas y advierte el personero Harold Cortés, que existen altas probabilidades de que sigan llegando miles de personas al territorio.

“Es posible que como estas, más familias lleguen a nuestra ciudad debido a la agudización de seguridad en estas zonas del departamento, lo cual implica la actuación articulada y efectiva por parte de todas las autoridades locales y regionales”, dijo Cortés.

La cantidad de familias que salieron de dicha zona de Buenaventura corresponde a un 90% de las que la habitan. Quienes se quedaron, explica el consejero de paz, es porque decidieron cuidar sus viviendas y hasta animales. Sin embargo, asegura que al bajo calima no pueden ni siquiera llegar las autoridades.

“La desconfianza en las autoridades y en la administración distrital hace que estas personas en vez de desplazarse a Buenaventura, que es lo más cercano, emprendan un viaje casi de 100 kilómetros hacia Cali. Lo que preocupa es que esos grupos armados que se encuentran en esa zona rural, en cualquier momento traten de llegar a la zona urbana porque eso nos generaría un gran problema”, manifestó Rojas.

Desde Buenaventura se ha hecho un llamado angustioso a las autoridades para buscar y ofrecer verdaderas soluciones en materia de seguridad, piden que no se hagan los mismos consejos de seguridad, con las mismas conclusiones que finalmente no reparan esta problemática y advierten que estos grupos armados, en cualquier momento, pueden llegar a la zona urbana, lo que significaría una catástrofe para el distrito, pues otros actores armados de bandas delincuenciales han hecho saber que se enfrentarían a ellos.

Fuente: Blu Radio

Martes, Enero 25 de 2022

Aumentar Fuente
Contraste
Click to listen highlighted text!