Pasar al contenido principal
x

Personería de Cali: persisten situaciones que afectan el recurso hídrico local

Categoría
Noticias oficiales

 

Dia Internacional del Agua

 

La Personería de Cali en conmemoración al «Día Mundial del Agua», y en el marco de las actividades de seguimiento al estado del recurso hídrico y problemáticas de abastecimiento de agua en Cali, evidencia que persisten situaciones que afectan la calidad y la cantidad del preciado líquido, y con ello el derecho humano de los caleños al acceso al agua y al saneamiento básico.

                                                             

Problemáticas como los vertimientos de agua residual (residencial e industrial), conexiones erradas de alcantarillado, minería ilegal, disposición inadecuada de residuos sólidos, expansión urbanística y de frontera agrícola, deforestación, invasión de franjas protectoras, proliferación de asentamientos humanos de desarrollo incompleto – AHDI entre otros, ponen en riesgo la autosuficiencia de la ciudad en cuanto al preciado líquido.

 

 

Índice de Calidad del Agua de los Ríos de Cali

Tras el seguimiento realizadas por este Ente de Control, se observa que los ríos de Cali deterioran su calidad del agua a su paso por la ciudad, situación que se describe a través de los informes sobre Índice de Calidad del Agua – ICA realizados por DAGMA y CVC, y de Índice de Riesgo a la Calidad del Agua – IRCA realizados por la Secretaria de Salud Pública.

 

Los que mayor impacto presentan son los ríos Meléndez, Cañaveralejo y Aguacatal quienes presentan mayor descenso en su calidad respecto del año 2016, en su mayoría impactados por descargas de aguas residuales producto de conexiones erradas de alcantarillado a los canales que los tributan.

 

En 2017 el Meléndez es el único río que entra al perímetro urbano en condiciones Buenas, el Pance, Cali y el Lili entran en condiciones Aceptables, aunque se viene observando en el río Pance (tradicionalmente el de mejor calidad) un paulatino deterioro en la calidad de sus aguas pasando de Bueno en 2016 a Aceptable en 2017.

 

El rio Lili mejora su clasificación debido principalmente a la aporte de otras fuentes superficiales como el Zanjón del Burro y la quebrada Gualí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EVOLUCIÓN DEL ÍNDICE ICA RÍOS DE CALI

x

Punto de Monitoreo

ICA 2012

ICA 2013

ICA 2014

ICA 2015

ICA 2016

ICA 2017

Aguacatal

Entrada al perímetro urbano

0,77

Aceptable

0,52

Regular

0,51

Regular

0,73

Aceptable

0,72

Aceptable

0.70

Regular

Antes del desembocar al Río Cali

0,64

Regular

0,38

Malo

0,51

Regular

0,68

Regular

0,73

Aceptable

0.60

Regular

Cali

Entrada al perímetro urbano

0,70

Regular

0,72

Aceptable

0,66

Regular

0,88

Aceptable

0,88

Aceptable

0.84

Aceptable

Antes del desembocar al Cauca

0,40

Malo

0,32

Malo

0,45

Malo

0,49

Malo

0,55

Regular

0.62

Regular

Cañaveralejo

Entrada al perímetro urbano

0,76

Aceptable

0,51

Regular

0,53

Regular

0,74

Aceptable

0,77

Aceptable

0.76

Aceptable

Desembocadura canal sur

0,37

Malo

0,27

Malo

0,23

Muy Malo

0,30

Malo

0,53

Regular

0.29

Malo

Lili

Entrada al perímetro urbano

0,73

Aceptable

0,55

Regular

0,35

Malo

0,58

Regular

0,61

Regular

0.71

Aceptable

Salida del perímetro urbano

0,67

Regular

0,55

Regular

0,48

Malo

0,68

Regular

0,75

Aceptable

0.83

Aceptable

Meléndez

Entrada al perímetro urbano

0,45

Malo

0,69

Regular

0,61

Regular

0,86

Aceptable

0,93

Buena

0.92

Buena

Desembocadura canal sur

0,55

Regular

0,41

Malo

0,30

Malo

0,41

Malo

0,87

Aceptable

0.84

Aceptable

Pance

Entrada al perímetro urbano

0,80

Aceptable

0,75

Aceptable

0,72

Aceptable

0,94

Bueno

0,96

Bueno

0.88

Aceptable

Salida del perímetro urbano

0,73

Aceptable

0,66

Regular

0,72

Aceptable

0,91

Bueno

0,94

Bueno

0.86

Aceptable

 

Tabla: Evolución del Índice ICA Ríos de Cali  – Fuente DAGMA 2018

 

 

Río Cauca: Con relación al río Cauca, principal afluente de la ciudad, presenta graves afectaciones producto del vertimiento directo de la carga orgánica del Canal Interceptor Sur, que transporta los residuos sólidos suspendidos y los vertimientos provenientes de los AHDI ubicados sobre los ríos Meléndez, Cañaveralejo y Lili, además de los vertimientos del canal ferrocarril y el sector de Santa Elena, que afectan ostensiblemente su calidad del agua, lo que intensifica los eventos de paradas de las pantas de tratamiento y el consecuente desabastecimiento para la ciudadanía.

 

Suspensiones: Con base en informaciones suministradas por EMCALI EICE ESP, se estima que desde 2009 hasta 2016, se han presentado un promedio de 234 eventos de alta carga orgánica que obligaron la suspensión del servicios de agua potable, de estos 194 fueron atendidos por el reservorio que corresponde al 83% de la atención, y por alta turbiedad se presentaron 54 eventos de los cuales se atendieron 22 con el reservorio que corresponde al 41%.

 

El río Cauca abastece a las Plantas de Tratamiento de Agua Potable – PTAP/ Río Cauca y Puerto Mallarino que cubren la red baja – aproximadamente el 75% de la ciudad, con base  en información suministrada por la CVC, durante 2015 este río presentó un índice promedio – ICA Malo/Regular en los puntos comprendidos entre La Balsa – Paso del Comercio con un promedio de (Valor ICA 35-50), respecto a 2016 se observó un leve aumento en la calidad de sus aguas pasando de Regular/Bueno en los puntos comprendidos entre La Balsa – Paso del Comercio con un promedio de (Valor ICA 47-63).

 

 

Índice de Riesgo a la Calidad del Agua de la Zona Urbana y Rural

La Secretaria de Salud Pública informa que de enero a septiembre de 2017 se recolectaron un total de 904 muestras en la red de suministro de agua de la zona urbana como rural, cuyo resultado fue un índice –IRCA de 0.89 (sin riesgo), es decir que el agua para consumo humano de los caleños no representa riesgo alguno para la salud.

 

Zona Rural: La situación más preocupante la encontramos en la zona rural, en la que algunos Corregimientos como La Castilla, La Elvira, Felidia, Pance, La Paz y Villa Carmelo presentan sistema de abasto de agua carentes de Plantas de Tratamiento – PTAP, en la que se identificaron índices IRCA de 40.92 que representa un nivel de riesgo Alto para la salud humana. En los Corregimientos de El Hormiguero, Montebello y La Buitrera, a pesar de contar con sistemas de abasto con PTAP, presentan índices IRCA altos con niveles de riesgo Medio para la salud humana.

 

A pesar de lo anterior, no se observan acciones puntuales y concretas por parte de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Público Municipales – UAESPM, que redunden en la reducción del alto déficit existente de PTAP y PTAR para la zona rural, desde la que se generan impactos importantes a la calidad del agua de los principales afluentes de la ciudad. 

 

 

Minería Ilegal en Farallones: de 1 a 4 campamentos

Persiste la problemática de minería ilegal dentro del Parque Nacional, según informa la Jefatura del Área Protegida del PNN Farallones de Cali y Batallón de Alta Montaña No. 3 Rodrigo Lloreda Caicedo; se pasó de un campamento activo en 2016 (Patequeso) a cuatro en 2017 (Patequeso, Trasvase, Teófilo, El Feo).

 

La gravedad de la situación se evidencia en el resultado de resientes análisis de agua realizados por el laboratorio químico de la CVC que identifica la presencia de mercurio en sedimentos en varios puntos de muestreo sobre la cuenca Cali, misma que abastece a más de 500 Mil habitantes de la zona urbana y rural de Cali.

 

Es preocupante que ante este panorama, este Ente de Control ha instaurado dos Incidentes de Desacato a la sentencia que ordenó poner fin a la minería en el sector de Minas del Socorro/Alto del Buey, pero el Tribunal Contencioso Administrativo del Valle del Cauca ha negado estas solicitudes a pesar de allegarse las pruebas de que la minería continua desarrollándose en zonas del parque Farallones.

 

 

Nuevas opciones de abastecimiento de agua para Cali

Frente a la necesidad de nuevas opciones de abastecimiento de agua potable para Cali, se observan pocos avances de parte de EMCALI EICE ESP; alternativas como traslado de la bocatoma o embalse del río Pichindé apenas están en estudio de prefactibilidad lo que demuestra que no se verán avances importantes en el mediano plazo. 

 

Otras Alternativas como los pozos profundos de Aguablanca que fueron pensados como una opción viable de abastecimiento de agua para el oriente de la ciudad, han demostrado ser un fracaso, pues el proceso de potabilización de estas aguas que poseen unas características químicas especiales es sumamente costoso, lo que hace inviable  esta posibilidad.

 

 

Pérdidas de Agua y Atención de Daños

Persisten debilidades en la atención oportuna de daños en redes de acueducto y alcantarillado, situación que se agrava con el alto grado de obsolescencia del parque automotor, 69.2% de los vehículos de Acueducto y 72% de Alcantarillado se encuentran en estas condiciones.

 

A pesar de que el índice de pérdidas por suscriptor facturado – IPUF reglamentado por la Resolución CRA 688 de 2014 define un estándar de eficiencia igual o menor a 6 m3/suscriptor-mes, el de EMCALI EICE ESP alcanzó en 2017 la elevada cifra de 19.98 m3/suscriptor-mes, uno de los promedios más alto de pérdidas de agua de todo el país.

 

Se requiere que EMCALI EICE ESP dé cabal cumplimiento al Plan de Inversiones 2016-2026 con el que se busca reponer redes de acueducto en 20.107mts lineales, en redes de alcantarillado en 11.386 Mts lineales, y 4.291 Mts lineales de canales y colectores.

 

No se observan avances significativos en la actualización del censo de conexiones erradas de alcantarillado, lo que demuestra pocos avances en el proceso de reducción de este tipo de conexiones.

 

 

Estado de los Humedales de Cali

Los humedales son ecosistemas sujetos a especial protección por los servicios ambientales que prestan, por su relación en la preservación del agua, por ser hábitat de múltiples especies y por ayudar a mitigar los efectos del cambio climático.

 

Sin embargo, vienen presentando problemáticas que atentan contra su preservación: vertimiento de aguas residuales, disposición inadecuada de residuos sólidos en espejos de agua y zonas aledañas, deterioro de la infraestructura (Senderos peatonales u oficinas), invasión de franjas de protección, falta de mantenimiento de zonas verdes, colmatación o eutrofización, falta de seguridad, vandalismo (grafitis), usos inadecuados (consumo de sustancias alucinógenas, parqueo de motocicletas, pesca), cerramientos y alimentación de fauna silvestre, son algunas de las situaciones encontradas por el ente de control en sus recorridos institucionales de verificación, que atentan contra estas áreas catalogadas como suelos de protección.

 

Para el DAGMA las principales amenazas a los humedales urbanos son el bajo conocimiento, sentido de pertenencia y apropiación por parte de la comunidad, depósito de residuos sólidos, asentamientos humanos irregulares que drenan aguas residuales a los cauces y dispone directamente residuos sólidos y la presión urbana en áreas aledañas. 

 

Para la CVC las principales amenazas a los humedales rurales son la disminución de áreas totales de estos sistemas, alteración del régimen hidrológico e hidráulico, contaminación, presencia de especies invasoras  y fragmentación de áreas.

 

Preocupa a este Órgano de Control que no existe claridad respecto del censo de humedales de la ciudad, pues no hay unanimidad en las cifras que maneja DAGMA, CVC y DAPM, lo que demuestra falta de coordinación institucional y unidad de criterio en la información relacionada con el inventario de humedales que propicia debilidades en el ámbito del control y la vigilancia de estos importantes ecosistemas.

 

A pesar de se había puesto en conocimiento de la CVC la afectación que se viene causando a los humedales del valle geográfico del río Cauca (Corregimientos de Navarro y el Hormiguero), persisten situaciones como la expansión de la frontera agrícola (Caña de Azúcar) que invade las franjas de protección de estos ecosistemas y se apropian de sus aguas para riego, no hay avance alguno en su control.

 

Para el Ente de Control preocupa que la Administración Municipal constantemente prioriza la ejecución de proyectos públicos, en especial de carácter vial y de movilidad sin contemplar las determinantes ambientales existentes, que ponen en tela de juicio la conservación de estos ecosistemas. A manera de ejemplo traeremos a colación la prolongación de la calle 13 a la altura del zanjón del burro, la construcción de la Carrera 100B  (50 Mts hacia el sur  de la intercepción de la carrera 98 con calle 3) en el sector altos de Santa Elena, el Plan Parcial Terminal Sur en la zona de expansión y el proyecto Patio y Taller Aguablanca en el sector de Pízamos – Las Orquídeas.

 

No se observan avances institucionales en el control de los vertimientos de aguas residuales y disposición inadecuada de residuos sólidos en los principales humedales de la ciudad, siendo el caso más crítico los humedales del oriente de Cali.

 

Durante los recorridos del Ente de Control los humedales de la ciudad, no se observó la presencia de fuerza pública, situación que es aprovechada para el ejercicio de conductas que atentan contra la preservación de estos importantes ecosistemas, tales como parqueo de vehículos, consumo de alucinógenos, pesca, disposición de residuos sólidos, vandalismo entre otros.

 

Ante este crudo panorama “la Personería Municipal continuará ejerciendo su competencia misional de proteger el medio ambiente de Cali, defendiendo de manera especial el agua como derecho humano fundamental, e instando a las distintas autoridades a trabajar articulada en su conservación" manifestó Héctor Hugo Montoya Cano, Personero de Cali.

 

En igual sentido se invita a la ciudadanía en general a ser corresponsable en la defensa y protección del agua, denunciando ante las autoridades competentes y órganos de control todas aquellas actividades que pongan en riesgo nuestra oferta hídrica.