Personería Santiago de Cali

No hay recursos para arreglar la vía al mar: Invías gestiona contrato para mitigar riesgo

Frente a los continuos problemas de hundimiento de la banca en el kilómetro 16, Invías adelantó el pasado jueves y viernes trabajos de reparación, con la posibilidad de extender las tareas durante los siguientes días.

Personería Distrital de Santiago de Cali

Foto por: El país

Las inversiones que se necesitan para arreglar las fallas de la vía al mar, entre los kilómetros 14 y 16, aún no se han conseguido. Sin embargo, según conoció El País, el Instituto Nacional de Vías -Invías- está gestionando la posibilidad de un contrato de mantenimiento que permita mejorar, de forma definitiva, esa carretera que presenta caída de banca, grietas y hundimiento.

Mientras la financiación llega, Invías informó que realiza en la zona algunas actividades de mitigación para reducir el riesgo de accidentalidad.

La semana pasada, por ejemplo, personal del Instituto Nacional de Vías emparejó el hundimiento del kilómetro 16 y rellenó las fisuras que se estaban ampliando en la carretera.

Asimismo, continuó con los controles de tráfico (pare y siga) habituales en el sector cuando la afectación obliga a los conductores a invadir el carril contrario.

De acuerdo con un representante del Invías, quien pidió no citar su nombre, entre el 14 y 15 de julio se regaron diez volquetadas de asfalto para ayudar a mejorar las condiciones de tránsito por el lugar.

Sin embargo, cuando está lloviendo, la falla geológica, que se ha identificado en la zona desde hace varios años, cede de forma muy acelerada y obliga a los trabajadores a repetir el proceso, incluso hasta dos o tres veces en menos de quince días.

De acuerdo con Camilo Gómez, trabajador de una finca cercana al hundimiento más grande de la vía al mar, ubicado en el kilómetro 16, son en promedio tres metros los que ha descendido la banca, causando graves afectaciones a los predios cercanos.

Además, desde su perspectiva, los arreglos y dineros que se invierten en estas reparaciones ayudan, pero de manera muy esporádica, lo que exige que las autoridades encargadas busquen soluciones definitivas.

“Es demasiada la cantidad de material que han regado en este punto, pero con las primeras lluvias que se presentan todo se pierde.

Finalmente, los resultados del trabajo y la inversión, aunque se hagan, se ven muy poco”, comentó el ciudadano.

Igual opinión tienen personas como Andrés Cárdenas, quien durante tres años ha recorrido este camino a diario en su motocicleta. Según él, el problema se seguirá presentando si no hacen un manejo adecuado de las aguas que bajan de la montaña.

“Podrían hacer unas canaletas que sirvan para evitar que las lluvias arrastren el asfalto, porque todo el tiempo intentan rellenar, pero el panorama se repite. Incluso hace dos meses cambiaron un tramo completo de la vía. Este trabajo se hizo en aproximadamente dos meses, pero, como estaba lloviendo, los resultados no duraron más de quince días”, comentó Cárdenas.

 

Seguimiento a la situación

Luego de la visita de verificación que hizo la Personería Distrital de Cali, el pasado 1 de julio, al estado de la vía al mar, entre los kilómetros 14 y 16, y de identificar en ese recorrido cinco fallas estructurales severas en el pavimento, la entidad solicitó a Invías información sobre la intervención que se adelanta en la zona.

En respuesta, Invías indicó que “se han realizado diferentes acciones: inicialmente se ejecutaron y se mantienen ejecutando intervenciones y atenciones de mitigación tanto con los contratistas de mantenimiento rutinario (cooperativa encargada del sitio y administrador vial), como el contratista de mantenimiento periódico, consorcio San Gabriel (Contrato 1398 de 2021)”.

Además, la entidad indicó que, “en busca de una solución definitiva a la problemática que se presenta en este sector, Invías contrató con la empresa C & M Consultores S.A.S., a través de la orden de servicios VL-22”, los estudios y diseños que permitirán plantear una propuesta que sirva para resolver de fondo el constante problema que se registra en el kilómetro 16, de la vía Cali-Buenaventura.

Por su parte, Edwin Maldonado, director del Comité Intergremial y Empresarial del Valle del Cauca, destacó la importancia de esta vía para el transporte de vehículos particulares y de pasajeros, el turismo y la conectividad de la región con el Pacífico.

Para Maldonado, se necesita una solución integral, porque “si bien por esta carretera transitan pocos carros pesados, su no funcionamiento afecta el tránsito de la vía a Buga, que es por donde generalmente se mueve el transporte de carga, ya que los carros pequeños prefieren usar esta última, que está en mejores condiciones”.

Igualmente dijo que los problemas de movilidad por la congestión, particularmente los fines de semana, y porque, debido a las fallas, los conductores tienen que reducir la velocidad drásticamente, llevan a que se corra el riesgo de desestimular el turismo. “A largo plazo hay que contemplar qué otra alternativa se puede realizar en esta zona, como una nueva vía con mejores especificaciones, para potenciar las actividades comerciales, turísticas y urbanísticas”.

En una visita que hizo El País el viernes pasado a los kilómetros afectados, se evidenció que hay señalización para advertir a los conductores sobre los puntos críticos para que conduzcan con precaución y que los pequeños derrumbes se siguen registrando de manera recurrente.

Además, funcionarios de Emcali adelantaban tareas de poda a los árboles del sector para evitar que, por el hundimiento de la banca, las ramas de estos generen corto al entrar en contacto con las cuerdas de la energía y afecten el sistema de electricidad.

Fuente: El País Cali

Domingo, julio 17 de 2022

es Español
X