Pasar al contenido principal
x

536 desaparecidos han sido reportados este 2019 en Cali, ¿qué está pasando?

Compartir en:
Categoría
Prensa

 

desaparecidos

No es posible determinar un tiempo promedio en el que tarde una investigación para dar con el paradero de un desaparecido, dado que cada caso tiene sus particularidades que pueden agilizar el proceso o ralentizarlo.
Istock / El País

 

Un total de 536 personas han sido reportadas como desaparecidas en Cali en lo corrido del 2019. Así lo revelan indicadores de Medicina Legal, que dicen que hasta la fecha 156 han aparecido con vida y 16, muertos; es importante aclarar que estas cifras no corresponden necesariamente a todos los 536 casos de este año.

Uno de los hechos más recientes es el de Juan José Caicedo, de 27 años, hijo del exfutbolista del América Juan Caicedo, que se encuentra desaparecido desde el pasado 19 de octubre.

Lo último que se supo del joven es que se dirigió desde el barrio El Refugio, sur de Cali, a Jamundí, para realizar un viaje como conductor de Uber, pero luego se perdió todo contacto. El carro, incluso, apareció intacto al otro extremo, en Yumbo.

“No hay novedades de qué ha sido de mi hijo hasta el momento. Solo se está investigando a ver qué pasa”, comentó ayer el exjugador.

El móvil más común en estos casos es el de desaparición voluntaria, es decir, aquella persona que corta todo contacto con sus parientes por cuenta propia.

“Esto ocurre mucho en adolescentes que se fugan por problemas familiares o situaciones amorosas”, explicó un investigador de la Sijín de la Policía Metropolitana, quien señaló que estos episodios también son protagonizados por pacientes con demencia senil, a los que buscan en hospitales o geriátricos.

Carlos Arturo Cano

Carlos Arturo Cano, de 54 años.
Especial para El País

El segundo móvil más frecuente es el de amenazas por cuentas pendientes, generalmente, con cobradores ‘gota a gota’, por lo que a veces la víctima no le informa a nadie su paradero para despistar al acreedor.

Un caso que tendría estas características es el de Carlos Arturo Cano Marín, vendedor de prensa que fue raptado el martes 15 de octubre en la Autopista Sur con Carrera 46 por hombres que lo obligaron a subir a una camioneta Renault Duster de color blanco. Una hipótesis es que el hecho estaría vinculado a cuentas pendientes con un ‘gota a gota’.

Y el tercer móvil, que ocurre en mucha menos proporción, es el de desapariciones forzadas, como el caso de la caleña Kelly Katherine Carvajal Arias, de 27 años, cuya familia no sabe qué fue de ella desde el pasado 30 de septiembre, luego de que viajara a Bogotá días atrás.

Según se informó en su momento, la mujer iba a acompañar a su pareja sentimental, un supuesto soldado que había conocido en Internet, a un procedimiento quirúrgico al que este se iba a someter en el Hospital Militar de la capital.

Y frente al hecho de que ninguno de los dos respondía su celular, se interpuso la denuncia por parte de la familia, que más tarde se enteró de que el hombre tiene más de 30 demandas en su contra por estafa, abuso de confianza y porte ilegal de prendas militares.

“Ya confirmamos que el señor no es militar, lo que ya nos indica que hay algo extraño en este episodio. Por el momento, se está coordinando con empresas de telecomunicaciones para dar con la localización del sospechoso. Es un caso que es investigado como desaparición forzada”, afirmó el agente.

Este agregó que es muy difícil determinar un tiempo promedio para dar con el paradero de una persona, porque cada desaparición tiene particularidades que bien pueden agilizar la investigación o hacerla más dificultosa.

Cabe recordar que en la ciudad hay dos puntos para la denuncia de personas desaparecidas: la URI de la Fiscalía, en frente de la Gobernación, y la Personería, en el piso 13 de la Alcaldía.

Tampoco se deben esperar 72 horas para reportar ante las autoridades. Según Héctor Montoya, personero de Cali, “es importante que los ciudadanos sepan que pueden reportar a su familiar o conocido inmediatamente se percaten de que rompió su rutina diaria, que salió y no regresó, que no llegó a la cita donde lo esperaban y no ha sido posible localizarlo. No hay que esperar para iniciar el proceso, un solo segundo puede ser determinante”.

 

Buscan niño de 3 años

Desde el pasado 17 de junio se desconoce el paradero de Anthony Samuel Gómez Barrera, de 3 años, quien habría sido sacado de manera arbitraria por su padre, Andrés Gómez Figueroa, de un despacho judicial en donde había llegado con la madre del menor para adelantar un proceso de conciliación.

La Fiscalía Seccional Cali informó que adelanta un proceso de indagación por el delito de ejercicio arbitrario de la custodia de menor de edad.

 

Fuente: https://www.elpais.com.co/cali/536-desaparecidos-han-sido-reportados-este-2019-en-que-esta-pasando.html