Pasar al contenido principal
x

Indudablemente el fútbol goza de gran popularidad, niños, jóvenes, adultos, sin distinción social ni económica gozan en todas las regiones del país del mejor espectáculo del mundo, sin embargo esta actividad deportiva que debería ser sinónimo de paz y convivencia, se ha transformado en muchas ciudades de Colombia, incluyendo a Cali, en sinónimo de  violencia y vandalismo, trayendo como consecuencia la pérdida de vidas por la intolerancia de unos pocos hinchas, que han desdibujado el verdadero espíritu de paz y convivencia que debe reinar en el deporte. | Boletín: https://goo.gl/cEGbLk