Pasar al contenido principal
x

Con compromisos entre la Personería y líderes de barras populares culminó la audiencia de interés público sobre seguridad, comodidad y convivencia en el fútbol

Categoría
Noticias oficiales

 

 

Barrismo Social

Por un Barrismo Social y un espectáculo futbolero con seguridad, comodidad y convivencia, se llevó a cabo la audiencia de interés público convocada  por la Personería de Cali sobre los fenómenos sociales que rodean el fútbol, sus hinchas y la ciudad.

En la audiencia en la que participó la administración municipal, primó la voz y las vivencias de la comunidad, de los hinchas y quienes subsisten del espectáculo del fútbol.

El personero de Cali, Héctor Hugo Montoya Cano, viene trabajando en este fenómeno social con el fin de trabajar con los jóvenes, la comunidad en general y las instituciones en la problemática en torno a los comportamientos de violencia e intolerancia alrededor del fútbol para que como sociedad se busquen soluciones de fondo que beneficien a la ciudadanía y el espectáculo deportivo con seguridad, comodidad y convivencia.

“Es un escenario propositivo y proactivo. La participación es escuchar  las inquietudes de todas las personas, sus aportes y que estas intervenciones tengan incidencia en decisiones. Aquí invitamos a vecinos de los diferentes sectores, las Juntas de Acción Comunal, la Administración Municipal y a aquellos que hacen parte y viven del fútbol”, reflexionó Montoya Cano al tiempo que indicaba que la Personería como ente de control y Ministerio Público estará atenta ante las medidas que se tomen para que tengan efectividad, a la luz de la constitución, la ley y a su vez sean garantistas de los derechos de las personas.

Los compromisos que quedaron al final de la audiencia se enmarcan en:
  1. Una vez escuchadas todas las partes, la Personería mantiene la convicción que el camino que se ha recorrido no se puede perder y va a continuar decididamente apoyando el proceso de barrismo social, redoblando esfuerzos y siendo facilitadores como defensores de derechos y ente de control.
     
  2. Impulsar la construcción de una agenda pública municipal de seguridad, comodidad, y convivencia donde trabajen todos los involucrados, con asiento para los miembros de las barras y asociaciones de hinchas, acompañada por el Ministerio del Interior, la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría.
     
  3. Trabajar el tema específico de las personas que trabajan en el estadio porque tenemos que defender sus derechos, ya que sólo tienen oportunidad de ingresos con la apertura del escenario deportivo. De igual forma apoyará la iniciativa de los Mediadores Futboleros por la Paz, para que uno de ellos acompañe a las personas con discapacidad visual y madres cabeza de familia en las entradas de los baños, de esta forma concientizar a los miembros de las barras que el aporte de 500 pesos por el uso de las baterías sanitarias no es un cobro por sí mismo, sino una forma de apoyar la labor de esta asociación.
     
  4. Mayor inversión en programas dirigidos a los jóvenes.
     
  5. Enviar mensajes claros y precisos acerca de las buenas y positivas acciones de los barristas, para que los hechos que sobresalgan no sean únicamente los hechos contrarios a la convivencia.
     
  6. Solicitarle al señor Alcalde, programar una reunión con los representantes de las barras populares para que lleven propuestas viables para mejorar la convivencia entre las hinchadas y se pueda continuar un camino hacia el fútbol en paz, siendo el primer punto de la agenda, la Mesa Municipal de Barrismo Social donde no sólo esté la Secretaría de Gobierno, sino que se involucre a la Secretaría de Cultura y Educación. De igual forma, apoya la propuesta para la creación de una dependencia encargada del Barrismo Social, que asegure la permanencia de políticas públicas a largo plazo y con continuidad.
     
  7. Llevar a la comisión civil, creada mediante Decreto, las propuestas presentadas para trabajar desde lo preventivo el barrismo social.
     
  8. Consolidar el apoyo de la academia para reforzar los escenarios donde se trabaja el proceso de construcción del barrismo social.
     
  9. El Personero acepta la invitación del Secretario de Seguridad para servir como garante en la presentación del plan de seguridad que proponga el América de Cali, para poder dar apertura al Pascual Guerrero en el menor tiempo posible, siendo consecuentes con los demás compromisos adquiridos en la reunión con las asociaciones de trabajadores, la comunidad y los barristas.

 

Público asistente a la Audiencia

 

Voces de la comunidad frente al Barrismo Social y el fútbol

Luis García, barrista de Barón Rojo Sur, inició el espacio de intervenciones haciendo una claridad sobre el barrismo y los hechos de violencia ocurridos: “Ser barrista no es sinónimo de ser criminal. Por ejemplo, Barón Rojo son 21 bloques y 8 grupos de trabajo y trabajamos con nuestros jóvenes para nuestros jóvenes. Nosotros no sólo tenemos tema de estadio, un verdadero barrista es mucho más que eso y lo que necesitamos es un proceso serio, real, con el Estado”.

Ronald Paz, Barrista de tradición de la Fundación Barón Rojo, complementó: “Tristemente me ha tocado escuchar en varios escenarios el irrespeto hacia las barras con calificativos como “cuna de bandidos”. La violencia en las barras no es problema de las barras, es un problema de trasfondo y en nuestros jóvenes se refleja lo que somos como sociedad”.

Así mismo afirmó que el barrismo social es un trabajo de muchos años atrás, construido en conjunto, donde se ha logrado la participación y la inclusión del movimiento social en las leyes del país. Sin embargo adujo que “la verdadera participación debe ser la implementación de aquellas políticas y estrategias donde estos grupos sociales resignifican la violencia en el futbol a través del arte, la música y la cultura”.

Felipe Garcés, Barrista de Barón Rojo y conocedor del proceso de Barrismo Social en el país, condensó su intervención así: “La rueda ya está inventada, toca ponerla a rodar”.

Para Garcés, las normas y las leyes ya están definidas. El proceso Barrismo Social cuenta con la Ley 1270 mediante la cual crea la Comisión Nacional para la Seguridad, Comodidad, y Convivencia en el fútbol; la Ley 1622 por medio de la cual se expide el estatuto de ciudadanía juvenil; la Ley 1445 en su artículo V donde se dictan disposiciones en materia de seguridad y convivencia en el deporte profesional; el estatuto 1007 del aficionado al fútbol en Colombia, el plan decenal de fútbol 2014 – 2024 expedido por el Ministerio del Interior; todo lo anterior ya construido, donde lo que falta es la implementación y participación activa de los actores sociales que confluyen en la problemática.

Y concluyó: “Al interior de las barras hay enfermedades, nuestros jóvenes tienen enfermedades y una de ellas es la anorexia mental: la gente no se quiere formar, no quiere pensar, no quiere leer. Nuestro primer deber es saber cuales son nuestros derechos y creo que ahora al interior de las barras existe gente formada, madura, con capacidad de asumir y mostrar que le discurso de hoy cambió para mejorar y ayudar a construir”.

Por su parte, Julián Barón, miembro de la barra Frente Radical Verdiblanco señaló que con las confrontaciones y el ambiente de violencia que se ha creado en torno al espectáculo “están matando al que menos culpa tiene: al fútbol”. Invitó a los asistentes a pensar que el odio y el resentimiento no conducen a nada y que los lideres de las barras tiene un papel importante en hacer que el barrismo no sólo sirva para alentar a los equipos sino para ayudar en un proceso de mejoramiento de la ciudad y enlucimiento de los espacios que estos grupos juveniles impactan

Héctor Verdugo, también miembro de la barra Popular Verdiblanca insistió en que las barras populares, independiente de los colores que sigan “somos la organización juvenil más grande del país con capacidad de concentrar miles de jóvenes y donde las oportunidades son escasas para ese público cautivo”. Para Verdugo, a pesar que la problemática continua y ha crecido con los años, se mantienen firmes en el propósito de trabajar por un barrismo bien intencionado y que le cambie la cara ante el estigma de la sociedad.

 

Felipe Garcés, líder de la barra BRS

Carlos Alberto Ríos, presidente de ASBACALI habló de la posición que tiene parte de la sociedad sobre los jóvenes barra.

“Un hincha que realmente ama a su equipo no está pendiente de a quien va a golpear o matar. Es entendible que los líderes de las barras no tienen el control completo de todos los que van al estadio pero hay que cobijarlos e intentar trabajar por las cosas positivas que tienen. Cerrar el estadio como medida es también fomentar que mucha gente deje de trabajar, esa no es la mejor solución”, dijo Ríos.

Precisamente para hablar de las personas afectadas por los comportamientos contrarios a la convivencia vivida en el futbol se dirigió a los asistentes Luz Marina Valencia, representante de la asociación de personas con discapacidad visual y madres cabeza de familia que trabaja en el estadio.

“Lo que nosotros tenemos es problemática social tremenda. Ellos se quejan por ser señalados, estigmatizados… pero los discapacitados nos quejamos de lo mismo. El objetivo de la fundación es trabajo de personas limitaciones visuales y madres cabeza de familia porque siempre nos estigmatizan que no servimos, que somos incapaces. Somos alrededor de 40 personas que reclamamos el derecho al trabajo y la posibilidad de mejor un poquitico nuestra calidad de vida”, dijo.

Gustavo Collazos de la Asociación de vendedores del Estadio, ASVENESPUBLIC, les pidió colaboración a los barristas para que los actos de unos pocos no repercutan en la labor y sustento de los otros. “le buen comportamiento nos beneficia a todos. Los que viven y los mueve la pasión y a quienes subsistimos del fútbol”.

Carlos Rojas, ex funcionario de la Administración Municipal y quien trabajó el tema de Barrismo Social en años anteriores, concluyó que uno de los temas principales es la descriminalización de las barras.

“Esta es una oportunidad de buscar una forma de política pública moderna para trabajar este grupo juvenil. Se requiere con urgencia una reunión con la mesa directiva del concejo y los medios de comunicación de Cali para involucrarlos en este trabajo”, e invitó a que se tenga en cuenta a las instituciones como al ICBF,  SENA, Coldeportes, para que a través de sus misiones ofrezcan servicios y contenidos programáticos a la población barra

Sasha Tafur, académico y profesor de la Universidad Cooperativa de Colombia respaldó el tema de Barrismo Social en Cali como ciudad cuna de este proceso e invitó a seguir forjándolo con corresponsabilidad, siendo objetivos y darle espacio para ver los problemas desde las múltiples miradas y posibles soluciones.

Intervenciones de la Administración y Ente Gubernamentales

Rosa Serpa, Asesora del Ministerio del Interior y Presidente de la Comisión Técnica Nacional para la Seguridad, Comodidad y Convivencia en el Fútbol, agradeció la invitación y exaltó el espacio de participación donde confluyeron los actores sociales del fútbol.

“Lo más importante es sacar adelante la política pública del Gobierno Central para volver a los estadio y que ambas barras puedan entrar y festejar. El llamado no sólo a las barras de la ciudad de Cali sino a todos las barras de los clubes deportivos de Colombia para que los hinchas de los equipos del país disfruten el fútbol en paz”, dijo la representante del Gobierno Nacional.

Juan Pablo Paredes, secretario de Seguridad y Justica de Cali escuchó todas las intervenciones y añadió al final: “Son más los puntos que nos unen que los que nos separan. El objetivo de estos espacios es construir ciudad en torno al fútbol y las estrategias que estamos implementando es para que en Cali esto no vuelva a pasar. Cali no puede fallar nuevamente en un intento detener un partido a puertas abiertas pacíficamente. Queremos ver nuevamente ese estadio lleno pero no lo podemos hacer hasta tener garantías que ustedes y sus familias cuando entren estén seguros para lo cual tenemos que trabajar todos juntos”

A su turno, Rocío Gutiérrez Cely, Secretaria de Paz de Cali invitó a replantear la forma de ver al otro y  solucionar los conflictos y las diferencias.

“La apuesta de construir barrismo social no es fácil y ustedes barristas como nosotros,  la Administración Municipal, tenemos la obligación de demostrarle a Cali en qué hemos avanzado. Lo que les quiero pedir es que usemos ese liderazgo y la camiseta para trabajar en equipo y cambiar positivamente esta realidad. El fútbol tiene que ser una barra por la vida y creemos en que ustedes son capaces de mostrar que las realidades sociales se pueden transformar”, reflexionó.